EPSILON ✍ Carlos Fara

Mientras el COVID-19 sigue mutando casi infinitamente, marcándonos una prolongada convivencia con esta pandemia, algunas sociedades van perdiendo la paciencia. Pasó estos días en Sudáfrica y en Cuba. En Brasil crece el apoyo al impeachment contra Bolsonaro. En la Argentina hubo, en el primer semestre, un 60 % más de protestas callejeras que el año pasado (en parte esperable por las fuertes restricciones que hubo).

Como rezaba la letra del tema “Sudamérica” del grupo Arco Iris hacia 1972: “Algo se está gestando, lo siento al respirar, es como una voz nueva, que en mí comienza a hablar”. Entonces cabe la pregunta ¿algo se está gestando? Con semejante convulsión

psíquica y física, seguro que algo nuevo va a estar presente, positivo o negativo, pero nuevo.

Por lo pronto, todos los espacios no oficialistas están tratando de oxigenarse con figuras que no vienen del mundo de la política para mejorar su desempeño electoral. Manes, Tetaz, Losada, Granata y seguro habrá más nombres atractivos en las próximas horas, como los que está madurando Florencio Randazzo. El Frente de Todos básicamente está revisando en la propia cantera qué figuras pudiesen oxigenar la oferta. Ahí la lógica es distinta: hay una mezcla de reciclaje –Rossi, Arroyo, Katopodis, Cafiero, Santoro- con una renovación interna –sobre todo potenciando a cristinistas o camporistas en las provincias (que no son exactamente la misma variante).

Cuando un sistema se cierra en sí mismo comienza a perder vitalidad y envejece prematuramente. Sucede en todos los ámbitos: la política, la empresa, las organizaciones sociales, etc. Por eso es importante revitalizar la cantera con aire externo. El encapsulamiento nubla el registro de lo que pasa de la puerta para afuera y tiende a descalibrar el GPS sobre el ambiente en el que se mueve cada grupo. La actitud rupturista es saludable, siempre y cuando no sea algo consuetudinario, ya que si no el proceso de renovación puede ser inconducible. Una vez más: “todo en su medida y armoniosamente”; “no es cuestión de tirar un viejo por la ventana todos los días”.

@7miradas

Entradas relacionadas