A un nene de 2 años le amputaron la mano por una mordedura que le habría hecho su mamá

Un nene sufrió la amputación de una de sus manos, su mamá dijo que lo había mordido un perro, pero los médicos notaron que las marcas no se correspondían con las del animal.

Investigan un nuevo episodio de violencia infantil en la provincia de Córdoba, tras salir a la luz la asistencia médica de un nene de 2 años que debió ser sometido a una cirugía de amputación de una de sus manos. La madre el menor dijo que había sido mordido por un perro, pero investigan su presunta culpabilidad.

Al presentar una grave herida en una de sus extremidades, los médicos indagaron sobre la lesión y la madre lo justificó con una mordedura de un perro, pero los especialistas notaron que la mordedura no se correspondía con las marcas de un can, sino con la mandíbula humana.

Ante esto, las autoridades abrieron una investigación para corroborar la culpabilidad de su madre, al sospechar que habría mordido al nene. Luego de la cirugía de amputación, el menor permanece internado en el Hospital de la Santísima Trinidad de la provincia de Córdoba, en dónde fue atendido.

Además, en la revisión del estado físico del nene, los médicos notaron también que presentaba marcas de lesiones en diferentes partes del cuerpo. Estos moretones se correspondería con golpes a los que habría sido sometido el niño desde hace tiempo, por lo que avanzan en la investigación por la causa de violencia infantil.

Con todos estas pruebas, más los indicios que hallaron los médicos, las autoridades del hospital decidieron que debía activarse el “protocolo por violencia doméstica” contra el menor y le dieron aviso a la policía para que intervenga el Juzgado de familia. Por ese motivo, los padres del pequeño serán llamados a indagatoria por la Justicia y determinaran la culpabilidad en el caso de violencia infantil.

Cabe destacar que, en lo que va del año 2022, en la ciudad de Córdoba ya se brindó asistencia a “485 niños que se vieron vulnerados en alguno de sus derechos”, confirmó Liliana Montero, la subsecretaría de Planificación y gestión de políticas sociales.