Boris Johnson de fiesta en plena cuarentena

Tras diferentes imágenes que circularon en los últimos días, finalmente revelaron un video en el que se ve al premier bailando cuando la Nación se encontraba en un estricto confinamiento. 


El futuro político de Boris Jonhson parece cada vez más complicado de poder continuar bajo el rótulo de primer ministro.

Tras varias jornadas en las que el premier británico fue cuestionado por imágenes donde se lo veía asistiendo a una fiesta en la propia residencia de Gobierno cuando la Nación afrontaba un estricto confinamiento, en las últimas horas apareció un video que explicita este hecho.

Además, a contramano de lo planteado por el propio Johnson frente al Parlamento, donde marcó que el evento respondía a su agenda laboral, este nuevo video expone la figura de quien podría verse forzado a dejar su cargo en las próximas horas.

Como si no fuera poco, una de las tantas fiestas en cuestión, tuvo lugar en la misma jornada en la que tomó lugar el funeral del príncipe Felipe, razón por la cual Downing Street se disculpó con la Reina de manera pública por lo ocurrido.

Tras confirmar que se emitió una disculpa al Palacio de Buckingham, el portavoz del primer ministro afirmó que «es profundamente lamentable que esto haya ocurrido en un momento de duelo nacional y el número 10 se ha disculpado con el palacio por eso».

Vale recordar que por las propias medidas de confinamiento vigentes, la Reina asistió sola al entierro.

A una derrota electoral histórica en el distrito de North Shropshire, problemas en las cadenas de suministros, una inflación histórica y aumentos en las tarifas, los últimos meses de Johnson cuentan además con el rechazo de parte de su partido (Conservador) para que continúe al frente del país.

El Comité 1922, el grupo parlamentario que concentra a los diputados conservadores sin representación en los ministerios, ya informó que empezaron a recibir cartas que solicitan una moción interna de confianza contra Johnson.

Según las costumbres de la Cámara, cuando la dirección del comité recibe un total de 54 textos en esa línea está obligada automáticamente a convocar la moción. Ya ocurrió con las ex primeras ministras Theresa May y Margaret Thatcher. Ambas superaron el desafío, pero aquel golpe fue el principio del fin de sus carreras políticas.

El número de cartas que se va acumulando es anónimo y no se sabe de cuantas se trata hasta que el mecanismo de la moción de censura finalmente se activa. Pero lo cierto es que ese número que sobre el cierre de 2022 parecía lejano, cada vez más empieza a verse más posible en el inestable futuro de un primer ministro que decididamente está transitando su peor momento desde que asumiera funciones.(Por: Filo News)