Choques entre la policía y manifestantes contra las restricciones por la pandemia en Alemania

Varios miles de personas, la mayoría sin barbijos, se reunieron para mostrar su descontento con las medidas. Efectivos usaron gas pimienta.

La policía alemana y manifestantes que se oponen a las restricciones impuestas para frenar la pandemia del coronavirus se enfrentaron en la ciudad de Kassel, en el centro del país.

Los agentes usaron gas pimienta cuando un grupo de personas intentó atravesar un cordón policial para unirse a otro grupo de manifestantes, informó la agencia de noticias AFP.

Unas 20.000 personas, según la agencia DPA, la mayoría sin mascarilla, se reunieron en la localidad para mostrar su descontento con las medidas impuestas por las autoridades para reducir los contagios.

«Esto no es lo que se supone que debe ser una protesta pacífica», tuiteó la policía de la región de Hesse del Norte.

Las fuerzas de seguridad aseguraron que se produjeron «reiterados ataques» contra los servicios de urgencias, y advirtió: «No toleraremos ataques de ese tipo».

Los agentes usaron gas pimienta cuando un grupo de personas intentó atravesar un cordón policial para unirse a otro grupo de manifestantes.

Además, la concentración no se hizo en el lugar que sí estaba autorizado para la protesta, donde de acuerdo a la Policía se reunieron apenas unas pocas personas.

En la plaza central Friedrichsplatz hubo por la tarde un ambiente de casi gran picnic, debido al tiempo soleado, sin que se mantuvieran las distancias, según relataron testigos.

La gente desconoció los pedidos de los agentes de trasladarse a la zona de reunión autorizada. La Policía tuvo un amplio despliegue.

Las fuerzas del estado federado de Hesse fueron apoyadas desde los estados federados de Renania del Norte-Westfalia, Turingia y Renania-Palatinado. También participó del operativo la Policía Federal y hubo carros hidrantes y helicópteros.

La ciudad de Kassel había prohibido las concentraciones debido al alto número de infecciones de coronavirus, pero luego autorizó dos puntos con límites en el número de manifestantes.

La protesta fue convocada por los denominado «Querdenker», o movimiento de Pensadores Laterales, que agrupa a los que consideran injustificadas las medidas restrictivas contra la pandemia.

La protesta fue convocada por los denominado «Querdenker», o movimiento de Pensadores Laterales

Bajo esa etiqueta se hallan extremistas de izquierda, de derecha, adeptos a las teorías conspiracionistas y contrarios a las vacunas.

Algunos de los asistentes llevaron pancartas en las que se podía leer «Basta de confinamiento» y «Corona rebels», así como las banderas en las que aparecía el lema de «Querdenker».

El fundador del movimiento, Michael Ballweg, pidió a finales de diciembre a sus seguidores interrumpir las protestas hasta la primavera boreal, que comienza mañana.

Una protesta similar fue convocada en Berlín, donde unos 1.800 agentes de policía estaban a la espera de posibles disturbios, pero solo unas pocas docenas de manifestantes se reunieron en la emblemática Puerta de Brandeburgo, indicó el diario The Guardian.

La Policía berlinesa había estimado una participación de unos pocos miles en las distintas protestas convocadas por extremistas de derecha y miembros del movimiento Reichsbürger (ciudadanos del Reich), que no reconocen las leyes regionales ni federales y se niegan a pagar impuestos, aportes a la seguridad social y multas.

Una caravana de autos prevista para la mañana fue suspendida por la falta de participantes, mientras que una protesta contraria, de la izquierda, en la avenida Unter den Linden convocó a unas 300 personas.

La protesta fue convocada por los denominado "Querdenker", o movimiento de Pensadores Laterales.

Entradas relacionadas