Cuestionaron que “Rovella y Frangul llevaron a Manes a una dura derrota” en La Plata y remarcaron que “el afiliado radical optó por seguir acompañando a Julio Garro”

Los integrantes de Usina Radical remarcaron la importancia de generar una “renovación de la dirigencia” dentro del radicalismo y culparon a Diego Rovella y Claudio Frangul por la dura derrota electoral de Facundo Manes en La Plata. “Impusieron sus ambiciones personales por sobre los intereses del partido”, repudiaron.

A través de un comunicado de prensa, los dirigentes de espacio dentro de la UCR local, consideraron que el actual presidente de la Junta Central, Diego Rovella, “impuso su ambición por sobre los intereses del partido y Manes terminó sufriendo una dura derrota en la capital provincial”.

“En todo momento a lo largo de la campaña buscó promocionar su figura como cabeza de lista pensando en el 2023, pero no trabajando sobre el bien común del partido y de la figura de Manes”, lamentaron y resaltaron que “la formula Manes, Rovella y Frangul perdieron en todas las escuelas de La Plata. Inclusive en la Sección Novena donde el radicalismo históricamente cosechó buenos resultados”.

En ese sentido, subrayaron que “por caprichos personales hoy el radicalismo en vez de estar a las puertas de tener cuatro concejales, va a tener tres y el PRO gana una banca en el concejo. Esto se debe a que Rovella aceptó ceder una banca por el solo hecho de poder garantizarse la visibilidad de la campaña y en búsqueda de una futura candidatura a intendente, la cual no tiene ningún consenso”.

“Especularon con tener una lista ganadora por el arrastre de Manes que no fue. Y por culpa de ello, el radicalismo se queda sin herramientas de negociación para retener la presidencia del bloque, ya que Rovella perdió por paliza con el candidato de Garro, Javier Mor Roig”, añadieron.

En otro orden, señalaron que “claramente no hubo acompañamiento de los radicales hacia un sector que hace cinco elecciones de manera consecutiva se viene repartiendo los cargos electorales y partidarios entre ellos”.

“El resultado de la elección demuestra que es necesaria una renovación dirigencial, ampliar las bases del radicalismo, sumando mayor participación y voz dentro del espacio. Permitiendo que dirigentes con vocación y compromiso puedan ser parte activa del radicalismo que la ciudad necesita”, consideraron.

Al mismo tiempo, reafirmaron desde Usina Radical que “nuestra agrupación fue un emergente del descontento interno que hay en el radicalismo con el binomio Rovella – Frangul. Intentaron invisibilizarnos y mostrarnos como un invento de campaña sucia, pero los resultados nos dieron la razón: El afiliado radical optó por seguir acompañando al intendente Julio Garro”.

“También queremos reconocer a un noble dirigente que se comprometió en hacer oír nuestra voz, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, quien además de haber acompañado la campaña, vino a dar su pleno respaldo a la figura de Diego Santilli y de Julio Garro, el pasado domingo en nuestra ciudad”, concluyeron.

La Usina Radical está integrada por el ex presidente del Comité de la Novena, Claudio Nucitelli; el miembro de la comisión de seguridad del comité nacional de la UCR, Eduardo Gennaro y el dirigente y militante radical, Diego Vázquez; entre otros.