El juez Pisa evitó el juicio político y hubo incidentes en una marcha realizada por el femicidio de Paola Tacacho

La situación movilizó a familiares y allegados de la joven salteña, quien fue asesinada por Mauricio Parada Parejas, un alumno al que denunció en reiteradas ocasiones pero siguió acosándola debido a la inacción de la Justicia.

El gobernador Juan Manzur aceptó la renuncia condicionada al juez penal Juan Francisco Pisa, quien de esta forma evitará el juicio político que podía haberlo destituido y evitar su jubilación, decisión que movilizó a familiares y allegados de Paola Tacacho, la joven salteña víctima de un femicidio, protesta que generó incidentes con la Policía.

«Hoy volvieron a matar a mi hija y se rieron de todos nosotros», sostuvo Mariela Tacacho, madre de la joven asesinada por Mauricio Parada Parejas, un alumno al que denunció en reiteradas ocasiones pero siguió acosándola debido a la inacción de la Justicia.

Manzur le concedió la renuncia condicionada al juez Pisa, quien había iniciado este trámite en octubre pasado con el objetivo de acceder a su jubilación como magistrado judicial, lo que incluye el beneficio del 82% móvil, horas antes de que se analizarán los siete pedidos de juicio político que fueron presentados en la Legislatura provincial.

"Hoy volvieron a matar a mi hija y se rieron de todos nosotros", sostuvo Mariela Tacacho, madre de la joven.
«Hoy volvieron a matar a mi hija y se rieron de todos nosotros», sostuvo Mariela Tacacho, madre de la joven.

La decisión del mandatario se conoció por decreto 369/14 y tiene impacto directo en el trámite de remoción iniciado en contra de Pisa en el ámbito de la comisión de Juicio Político de la Legislatura.

Este comité parlamentario, integrado por 13 miembros (11 oficialistas y dos opositores), debía resolver hoy si le daba curso a las acusaciones por presunto mal desempeño en contra del juez penal por su desempeño en una de las denuncias formuladas por la docente salteña en contra de un alumno que la acosaba, Mauricio Parada Parejas.

Según la familia de la joven asesinada a puñaladas en pleno Barrio Norte, en la capital tucumana, correspondía la remoción del magistrado por no haber dispuesto medidas privativas de la libertad en contra de Parada Parejas, quien había sido denunciado en reiteradas ocasiones por su ex profesora de Inglés debido al permanente hostigamiento que sufría.

El gobernador Juan Manzur aceptó la renuncia condicionada al juez penal Juan Francisco Pisa.
El gobernador Juan Manzur aceptó la renuncia condicionada al juez penal Juan Francisco Pisa.

«Siento el mismo dolor de aquel día porque Manzur volvió a matar a mi hija», aseguró la madre de la joven asesina al enterarse de la decisión del gobernador.

La mujer dijo que «todos se rieron de nosotros» ya que la decisión del mandatario tucumano se conoció horas antes de reunirse la comisión de juicio político de la Legislatura y «demuestra que tiene la necesidad de devolverle favores a Pisa, un juez que no aprecia la vida de las mujeres ni de las personas».

Momentos de tensión se vivieron frente a la Casa de Gobierno, donde allegados a Paola Tacacho y organizaciones feministas y políticas se congregaron para protestar en contra del Gobierno provincial.

De la manifestación participaron la madre de Paola, Mariela Tacacho, y su prima, Nilda, quienes viajaron desde Salta para exigir justicia por la profesora de Inglés que fue asesinada, pese a que había denunciado a su acosador en reiteradas ocasiones.

Durante la protesta, los manifestante intentaron encender cubiertas, pero la Policía lo evitó y a raíz de eso hubo forcejeos y empujones.

«Hemos sido golpeados y atropellados por los policías», relató Estela Gramajo, quien participó de la protesta.

Yanina Muñoz, referente de Mumala en Tucumán, sostuvo «que el juez Pisa no afronte las consecuencias de haber sobreseído a un femicida, que no pueda enfrentar hoy un juicio político, habla de una gran deuda con las mujeres y de una impunidad con la sociedad, lo que nos preocupa y nos pone en alerta».

Deja tu comentario