Fernández reafirmó la importancia de los vínculos con Cuba y los Estados Unidos

El presidente Alberto Fernández se reunió hoy con su par de Cuba, Miguel Díaz-Canel, con quien reafirmó el objetivo «mutuo de profundizar» el vínculo de ambos países, y a la vez calificó de «socio fundamental» a los Estados Unidos, al recibir al asesor presidencial norteamericano para las Américas, Christopher Dodd.

Además, Fernández se reunió con el primer ministro de Haití, Ariel Henry; con el titular del Consejo Europeo, Charles Michel; con la presidenta de Honduras, Xiomara Castro; y con el director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), QU Dongyu.

Todas las reuniones bilaterales se realizaron en el Palacio San Martín, sede de la Cancillería argentina, informaron fuentes oficiales.

Fernández y Díaz-Canel destacaron la relevancia de trabajar para lograr una «mayor integración» de América Latina y el Caribe.

El jefe de Estado valoró los «aportes constructivos y la permanente búsqueda de consensos» por parte de Cuba en el marco de la Presidencia Pro Tempore que ejerció la Argentina de la Celac» (la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), cuya VII Cumbre se llevó a cabo ayer en Buenos Aires.

Asimismo, resaltó la «importancia de continuar avanzando en distintas iniciativas de cooperación a nivel político, económico y comercial, tanto en la relación bilateral como multilateral».

Los presidentes destacaron la «relevancia del Acuerdo Marco de Cooperación para el Desarrollo Agrícola, suscripto en enero de 2022 con el objetivo de incrementar la capacidad productiva del sector agroalimentario, contribuir al desarrollo rural y favorecer el trabajo de los pequeños y medianos productores cubanos». Y en ese marco resaltaron el objetivo «mutuo de profundizar» los vínculos.

Fernández reiteró su «apoyo» a la resolución presentada por Cuba que se opone a la adopción de medidas coercitivas unilaterales por parte de los Estados, por considerarlas contrarias a la Carta de las Naciones Unidas y al derecho internacional, tal como señaló ayer en el discurso de apertura de la VII Cumbre de la Celac.

Las fuentes consignaron que Díaz-Canel «ponderó la tradicional posición argentina contraria al bloqueo económico» en la isla y también «agradeció» el mensaje que brindó en el mismo sentido el presidente argentino en la última Asamblea General de las Naciones Unidas, que se realizó el 21 de septiembre pasado en Nueva York.

Fernández estuvo acompañado por el canciller Santiago Cafiero y el embajador de Argentina en el país caribeño, Luis Ilarregui.

En la reunión con Dodd, asesor presidencial de Estados Unidos para las Américas, quien asistió a la Celac enviado por el presidente Joe Biden, el mandatario argentino destacó el «amplio vínculo que caracteriza a la relación bilateral y el diálogo franco y permanente» que existe entre los gobiernos de la Argentina y esa nación norteamericana.

La reunión tuvo el objetivo de «profundizar y ampliar» los vínculos que unen a ambos países, en el marco de los 200 años del establecimiento de la relación bilateral que se cumplen en 2023, indicaron las fuentes.

El Presidente valoró el «amplio vínculo que caracteriza a la relación bilateral y el diálogo franco y permanente» que existe entre los dos gobiernos en asuntos diversos, tales como la consolidación de la democracia, la promoción y protección de los derechos humanos y de género, la seguridad alimentaria y la protección de la salud, el cambio climático, el uso de la energía nuclear con fines pacíficos y la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico, entre otros.

El jefe de Estado calificó a Estados Unidos como «un socio fundamental» y resaltó la importancia de continuar el trabajo conjunto para potenciar las oportunidades de inversión en el país y las exportaciones argentinas.

En ese sentido, el Presidente afirmó que, ante las consecuencias provocadas por la pandemia de Covid-19 y la guerra en Ucrania, la Argentina «se presenta como un socio confiable capaz de abastecer a los consumidores estadounidenses y de contribuir a la seguridad alimentaria y energética global».

Participaron del encuentro Cafiero y el embajador argentino en los Estados Unidos, Jorge Argüello.

Por parte de Estados Unidos asistieron el jefe de Gabinete del Consejero Presidencial, Marcos Christian Mandojana; el director de Asuntos del Hemisferio Occidental, James Escoba, y el embajador en Argentina, Marc Stanley.

Por otra parte, Fernández y Henry remarcaron la existencia de «lazos históricos de solidaridad» entre Argentina y Haití y «la coincidencia en posiciones y valores».

El Presidente reiteró al primer ministro haitiano el «permanente apoyo y acompañamiento» de la Argentina al país caribeño, señaló la importancia de fortalecer los mecanismos de cooperación y asistencia humanitaria, y manifestó su «fuerte compromiso con la búsqueda de soluciones» a la situación que está viviendo Haití.

Y respaldó las iniciativas de la comunidad internacional para lograr una solución y remarcó la necesidad de «encontrar una salida de la crisis que contemple, en primer lugar, los intereses de las y los haitianos».

En tanto, la presidenta de la Agencia Argentina de Cooperación Internacional y Asistencia Humanitaria-Cascos Blancos, Sabrina Frederic, precisó que Fernández «se puso a disposición para colaborar en las necesidades que tiene el pueblo haitiano».

Además, Fernández planteó que «es muy importante solucionar los problemas de fondo, porque el avance de la criminalidad organizada es consecuencia de la enorme desigualdad que existe».

En ese sentido confirmó que el mandatario «ofreció una colaboración amplia y se comprometió a elaborar un gran programa de cooperación, encontrando una salida haitiana a los problemas haitianos».

Junto al jefe de Estado estuvieron Cafiero; el ministro de Defensa, Jorge Taiana; Frederic y el secretario de Asuntos Internacionales del Ministerio de Defensa, Francisco Cafiero.

Por Haití estuvieron el ministro de Relaciones Exteriores y Culto, Jean Víctor Geneus; el secretario general del Consejo de Ministros, Alix Richard, y el embajador en la Argentina, Vilbert Belizaire.

En cuanto a la reunión con el titular del Consejo Europeo, Fernández y Michel hicieron eje en la «importancia de fortalecer» los principales temas de la agenda bilateral y la relación estratégica entre la Unión Europea y la Celac. Y coincidieron en «destacar la complementariedad» entre ambas regiones y la «importancia de continuar el trabajo impulsado en los últimos años para alcanzar nuevos acuerdos de entendimiento sobre materias primas y energía, cuya relevancia se tornó estratégica ante los desafíos que plantea el escenario mundial».

Ambos «resaltaron que América Latina se erige como una zona de paz y estabilidad, situación que permite afianzar la alianza como socios comerciales a largo plazo».

Por Argentina estuvieron también Cafiero y la jefa de Gabinete de la cartera, Luciana Tito, mientras que por la Unión Europea (UE) asistieron el embajador de esa coalición en la Argentina, Amador Sánchez Rico; el jefe de Asuntos Exteriores, Simon Mordue, y el consejero de Asuntos Exteriores, Cibrán Fernández Silva.

Con Xiomara Castro, el mandatario abordó diversos temas de la agenda con el fin de ampliar las relaciones bilaterales y resaltó el interés mutuo de «fortalecer el histórico vínculo de amistad» que une a ambos países, informó el Gobierno.

Los mandatarios valoraron la importancia de «continuar profundizando la integración regional» y en este punto manifestaron su convencimiento de que «una región unida es una herramienta para el desarrollo de todos los países que forman parte».

Por Argentina participó también Cafiero; y por Honduras el secretario de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional, Eduardo Enrique Reina García, y el secretario de la Presidencia, Héctor Manuel Zelaya Castro.

Mientras que Fernández le agradeció a QU Dongyu su presencia en la Cumbre de la Celac y destacó su compromiso para «apoyar las prioridades en materia de seguridad alimentaria de los países de América Latina y el Caribe».

El mandatario reafirmó el objetivo de Argentina de «continuar cumpliendo un rol central frente a los desafíos que presenta el contexto internacional, en tanto somos uno de los principales proveedores mundiales de alimentos sanos, nutritivos y de calidad», y apoyó la reelección de QU Dongyu para continuar por otros cuatro años en el cargo de director general de la FAO, que se definirá en junio próximo, en el marco de la 43° Conferencia.

Participaron, además, por Argentina Cafiero, el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández; el representante permanente de la Argentina ante la FAO, Carlos Cherniak; y la jefa de Gabinete de la Cancillería, Luciana Tito.

Por la FAO asistieron el economista en jefe, Máximo Torero; el subdirector general y representante regional para América Latina y el Caribe, Mario Lubetkin; y el representante en la Argentina, Jorge Meza.