Sequía en la Provincia de Buenos Aires

Piden que se declare el estado de emergencia agropecuaria

Ante la sequía que se encuentra inmersa la provincia de Buenos Aires, el bloque Cambio Federal solicitó al Poder Ejecutivo bonaerense que declare el “estado de emergencia y/o desastre agropecuario”. “Si no se toman medidas esta sequía va a perjudicar la economía de la Provincia en 2022”, indicaron desde el bloque.

“Nuestra provincia, como así también muchas zonas del país, vienen siendo víctimas en los últimos meses de una sequía sin precedentes que afecta las zonas agropecuarias y el total del territorio. De prolongarse esta situación, la economía se vería afectada sensiblemente por lo cual es de vital importancia tomar determinaciones antes de que sea tarde”, aseguraron.

“Desde que se profundizó la sequía en las últimas semanas, todos los indicadores en las actividades del campo están a la baja y eso augura serias dificultades en las zonas productivas que ya se han visto afectados por la disminución en la venta de insumos y semillas por la situación actual. Si esto continúa y no se toman medidas, los perjuicios en los pueblos del interior pueden ser muy grandes”, advirtieron.

“Esta declaración de emergencia que le solicitamos al Ejecutivo Provincial contempla para los productores agropecuarios afectados, beneficios crediticios otorgados por la banca provincial, y otros beneficios impositivos mediante prórrogas, exenciones o suspensiones de ejecuciones fiscales”, detallaron.

Vale recordar que en los últimos años la Provincia declaró la emergencia agropecuaria por inundaciones en 2016, por incendios e inundaciones en 2017 y por sequía e inundaciones en 2018.

PROYECTO DE DECLARACIÓN
LA HONORABLE CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRE

Que vería con agrado que el Poder Ejecutivo Provincial, en el marco de la Ley 10.390,
adopte las medidas necesarias a los efectos de declarar el estado de emergencia y/o
desastre agropecuario en las diferentes zonas de la Provincia de Buenos Aires a
consecuencia de la sequía.

FUNDAMENTOS
Por medio de la pertinente iniciativa que elevamos para su consideración instamos a que
el Poder Ejecutivo Provincial declare la emergencia agropecuaria a raíz de la sequía en
la cual se encuentra inmersa la provincia.
Nuestra provincia, como así también muchas zonas del país, vienen siendo víctimas en
los últimos meses de una sequía sin precedentes que afecta las zonas agropecuarias y
el total del territorio.
De prolongarse una sequía de estas características, generaría una situación más frágil
de la economía Argentina, por ende de nuestra provincia también, para todo el 2022.
La sequía y temperaturas tan altas castigan desde hace semanas al maíz y la soja de
Argentina, donde importantes bolsas de cereales recortaron estimaciones de cosecha y
de área de ambos cultivos.
Argentina es un exportador mundial líder de alimentos. Sin embargo, el miércoles la
Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) recortó dramáticamente sus previsiones de
cosecha de maíz y soja 2021/22 a 48 millones y 40 millones de toneladas,
respectivamente, por la sequía que viene acompañada de muy altas temperaturas.
La escasez de precipitaciones comenzó a mediados de diciembre y desde entonces el
país registró dos olas de calor. Actualmente se encuentra el fenómeno climático La Niña,
que en Argentina se traduce en una caída en los niveles habituales de lluvias en la zona
agrícola más importante del país.
A la falta de precipitaciones en los últimos días se le sumó una segunda ola de calor, que
según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BdeC) generó un fuerte deterioro en el
estado de los dos principales cultivos de Argentina.
Según el informe de Condición de cultivos de la BdeC, en la última semana el porcentaje
de plantas de maíz en condiciones entre excelentes y buenas bajó a 23% desde un 40%,
mientras que los lotes con condiciones de regulares a malas subieron a 36% desde el
21% de la semana anterior.

Con respecto a la soja, la Bolsa de Buenos Aires redujo el jueves en 100.000 hectáreas
su previsión del área de siembra de la oleaginosa, a 16,4 millones de hectáreas, por la
sequía, aunque dijo que actualizaría su estimación de producción de 44 millones de
toneladas más adelante.
La estimación actual de maíz de la BdeC es de un récord de 57 millones de toneladas,
aunque fue realizada hace meses. Según el reporte semanal de cultivos de la entidad,
la siembra del cereal estaba terminada en un 86,4% y la de la soja en un 92,5%.
Esta situación que se describe está generando un grave daño en las economías de
nuestros pueblos del interior, en nuestra zona productiva, donde la venta de insumos y
semillas ha disminuido por la situación que se describe.
También debemos tener en cuenta que los productores vienen siendo castigados por los
incrementos en los costos operativos, debido al aumento de los combustibles y al
inmobiliario rural.
Por lo descripto precedentemente y a los efectos de atenuar la crisis provocada por la
falta de agua (sequia), planteamos la intervención de la Comisión de Emergencias y
Desastre Agropecuario de la provincia de Buenos Aires, creada por ley 10.390 a los
efectos de declarar el estado de emergencia agropecuario en las distintas zonas
afectadas por la sequía en nuestro territorio bonaerense.
En los últimos años nuestra provincia declaro la emergencia agropecuaria por distintos
motivos, en el 2016 fue por inundaciones, en el 2017 por incendios e inundaciones, y en
el 2018 por sequía (dctos 383 y 438) e inundaciones.
Esta declaración de emergencia que le solicitamos al Ejecutivo Provincial contempla para
los productores agropecuarios que se encuentren dentro de dicha emergencia
beneficios, tanto en el orden crediticio, mediante beneficios otorgados por la banca
provincial, como en el orden impositivo, mediante prorrogas, exenciones o suspensiones
de ejecuciones fiscales.

Es por todo lo expuesto que solicitamos a esta Honorable Cámara de Diputados
acompañe en la aprobación de este proyecto de declaración.