Bienestar financiero: una faceta más del wellness que debes considerar

Bienestar financiero es lo último que te va a pasar por la cabeza cuando te hablen de wellness, ¿no es así? Pensamos en todo: cuidar el cuerpo, la mente y el espíritu, pero ¿y el dinero?

Sin él no podemos hablar de bienestar financiero; el dinero es un elemento esencial en nuestra vida cotidiana y cuando nos falta, nos afecta en todas las demás áreas de nuestra vida.

Pero, ¿qué es el bienestar financiero?

Es ese momento o estado en el que tienes recursos suficientes para cumplir con tus obligaciones, sobra para el futuro y todavía eres capaz de darte algún gusto. Es un estado en el que te sientes protegido y en paz con lo que tienes económicamente.

El wellness o bienestar financiero puede repercutir en otras áreas de tu vida, empezando por el mental que es afectado negativamente cuando ocurren 2 de las siguientes cosas: 1. No tienes suficiente porque gastas demasiado o no te alcanza para cubrir tus necesidades o 2. Nunca es suficiente nada porque aspiras a un nivel de vida para el que no estás preparado.

Todos deseamos más; tener más, comprar más, ahorrar más y podemos incurrir en deudas que merman nuestra salud mental, física y emocional cuando nada de lo que hacemos no es suficiente para satisfacer ese deseo.

Sin embargo, la ambición por tener más no es malo; es lo que nos permite ahorrar y obtener las cosas que a futuro nos permitirán vivir mejor. Nos permite también ahorrar para emergencias, negocios, educación o proyectos.

El problema está en nuestra percepción del dinero y cómo queremos obtenerlo o usarlo, por eso también debe ser considerado un punto clave del wellness; de esa paz mental y emocional que tanto necesitamos en nuestra vida.

¿Cómo sabes cuándo logras el bienestar financiero?

Algunos de los momentos clave de un buen bienestar financiero son los siguientes:

  • Llegar a fin de mes con sueldo.
  • Poder tomar decisiones que te dejen disfrutar de tu dinero, tiempo y vida: viajar, comprar algo que te guste, salir a comer, al cine, etc.
  • Poder pagar imprevistos o emergencias sin problema.
  • Mantener tu nivel de vida por algunos meses si te quedas sin trabajo.
  • Poder cumplir tus objetivos de ahorro o incluso inversión.

Para lograr estas cosas, tus finanzas deben mantenerse sanas y esto lo puedes lograr con unos simples consejos:

  • Hacer presupuesto para los gastos del mes.
  • No endeudarte con tarjetas de crédito (el «pago mínimo» es una trampa).
  • Crear un fondo de ahorro para emergencias.
  • Intenta vivir con la mitad de tu sueldo y lo demás guárdalo (no es sencillo, pero tampoco imposible).
  • Haz una lista de tus gastos y elimina los hormiga como dulces, refrescos, cafés y esas cosas que no te afectarán en nada si dejas de gastar en ellos, al contrario, puede beneficiarte.
wellness financiero, bienestar financiero, finanzas, dinero

El bienestar financiero es una parte importante de tu vida que también debes cuidar con esmero y no dejar que se desequilibre. De esta manera mantendrás tu bienestar físico, emocional y mental.

Vìa: www.tilaflor.com

Deja tu comentario