Bienestar físico, mental y emocional

Hoy en día vivimos en una sociedad muy competitiva, preocupada por el físico, llena de estrés y prisas por llegar a todos los sitos… en resumen, llevamos una vida que realmente no controlamos nosotros.

En el artículo de hoy vamos a hablar de como conseguir el bienestar físico, mental y emocional que todos buscamos para disfrutar de nuestra vida y que muy pocos llegan a conseguir. Esperamos que al final del artículo hagas una auto reflexión con el objetivo de vivir el día a día más feliz.

BIENESTAR FÍSICO

Cuando hablamos de bienestar físico no solo hablamos de estar fuertes y guapos. Lo más importante en este punto es conseguir tener a todo nuestro cuerpo (órganos, músculos, huesos, sentidos etc.) en perfecto estado para así hacer frente a nuestro día a día.

Para conseguir esto lo más importante van a ser el ejercicio y la alimentación:

  • Ejercicio: Es fundamental practicar actividad física diaria para conseguir todos sus beneficios; libera el estrés y la ansiedad, nos mantiene en forma, aumenta nuestra calidad de movimiento y con ello la calidad de vida, aumenta el flujo sanguíneo, libera hormonas de la felicidad, fortalece nuestros huesos etc.
    Por suerte cada vez somos más los que practicamos deporte y es nuestra obligación de transmitir estos valores a los demás.

  • Consumo de alimentos: El otro pilar fundamental es nuestra dieta. Llevar una dieta saludable que contenga todos los nutrientes esenciales es básico si queremos mantener un cuerpo sano. Además de ello, debemos evitar el consumo de bebidas alcohólicas y tabaco ya que afectará de forma negativa a nuestro cuerpo. Si tu problema viene por un descontrol en la dieta te recomendamos acudir a un especialista en nutrición que te pueda asesorar correctamente ya que hoy en día todo el mundo da consejos y “No todo vale para todos”.

Todos los cambios que realices para conseguir tu bienestar físico deben ser progresivos. Lo importante es ser constante y coger unos buenos hábitos que puedas involucrar en tu día a día.

El ejercicio físico protege frente a estos 7 tipos de cáncer

BIENESTAR MENTAL

Para conseguir el bienestar mental nuestro cerebro debe funcionar perfectamente y nosotros debemos tener la mente despejada para afrontar nuestros problemas del día a día de la mejor forma posible.

Para estimular nuestro cerebro debemos realizar actividades que estimulen nuestra mente como pueden ser:

Si nosotros poseemos un cerebro desarrollado y además conseguimos un bienestar físico y emocional estoy seguro de que vamos a dar el 100% de nosotros.

Cómo cuidar la salud emocional en la «nueva normalidad»

BIENESTAR EMOCIONAL

Cuando hablamos de bienestar emocional hacemos referencia al estado de ánimo que viene influenciado por el sentirse bien con nosotros mismos y con lo que nos rodea.

En este punto juega un papel fundamental nuestra autoestima y la confianza en uno mismo. Cuando nosotros estamos felices con lo que hacemos, somos capaces de exteriorizarlo con alegría, buen humor y un estado emocional muy positivo.

Además de trabajar nuestro “yo”, para mejorar nuestro bienestar emocional es imprescindible rodearse de gente que nos aporte experiencias positivas y mejore nuestro estado de ánimo. Hoy en día existen muchas relaciones interpersonales, pero muchas de ellas son tóxicas y acaban por robarnos esa energía positiva que nosotros desprendemos.

Algunas de los consejos que os damos para conseguir el bienestar emocional son:

  • Rodéate de personas importantes para ti y que te hagan sentir bien.
  • Disfruta de tu tiempo libre y no lo cambies por cosas que no te apetecen hacer.
  • Afronta los problemas de forma positiva.
  • Practica un deporte que te divierta.

Después de analizar los tres tipos de bienestares solo nos queda resaltar lo importante que es conseguir “EL BIENESTAR” para tener éxito en nuestra vida.

Párate a reflexionar sobre lo que haces y empieza a cambiar las cosas para ser feliz. Vía: www.fitness-coach.es/blog/bienestar-fisico-mental-y-emocional/

Cuidar el bienestar emocional de tu equipo en medio de una crisis sanitaria  - Factor Capital Humano

Deja tu comentario