Mar del Plata: El gobierno municipal presentó una ordenanza para regular los decks, que dejaran de ser gratuitos

Los titulares deberán comenzar a pagar derechos por su funcionamiento y no podrán ubicarse en avenidas ni en calles con ciclovías. Los que actualmente están en funcionamiento tendrán seis meses para adaptarse a la normativa.

El intendente Montenegro presentó un proyecto de ordenanza para regular el funcionamiento de los decks gastronómicos en General Pueyrredón, una experiencia que se impulsó en el marco de la pandemia para impulsar la recuperación del sector pero que empezó a evidenciar falencias que ahora se buscan contrarrestar.

Después de un debate interno de meses que incluyó encuentros con concejales, el Ejecutivo elevó este lunes al Concejo Deliberante el proyecto para la creación del programa Comemos Afuera, que hasta el momento funcionaba bajo un decreto del intendente dictado en 2020. Como aspectos centrales se destacan que los titulares comenzarán a pagar derechos, mientras que los que ya se encuentran funcionando tendrán 180 días para adecuarse.

El objetivo central es la generación y regulación de intervenciones en espacios públicos con fines gastronómicos contribuyendo, según se destaca, “a la reactivación económica del sector y a la creación de empleo genuino”. En esa línea, en los considerandos del proyecto, el gobierno sostuvo que el programa “ha sido aceptado con beneplácito por comerciantes, ciudadanos locales y turistas”, aunque no se da cuenta de los inconvenientes en el tránsito que ocasionó, fundamentalmente, en zonas céntricas.

Los comercios habilitados para acceder al programa son los de gastronomía y heladería, bajo tres modalidades. La más difundida, la instalación de decks en calzada, como así también los “proyectos en conjunto para el cierre de calles” y una nueva categoría de “proyectos especiales”, sobre la cual no se dio mayores precisiones. Estos dos últimos casos deberán ser analizados individualmente por una Comisión Asesora y de Revisión que se creará y que estará integrada por representantes de la Secretaría de Desarrollo Productivo e Innovación, la Secretaría de Gobierno, el Ente Municipal de Vialidad y Alumbrado, la Secretaría de Obras y el Ente Municipal de Servicios Urbanos.

En el caso de los decks, solo podrán ser instalados en calles, no así en avenidas ni en aquellas zonas por las que se instalen las ciclovías. En la propuesta se aclara que “los decks ya instalados deberán ser removidos al momento de comenzar la obra” de construcción de nuevas bicisendas. Para evitar dificultades en la visibilidad en las esquinas que afecten el tránsito vehicular, se establece un “rombo de visibilidad”. Finalmente, se prohíbe que aquellos locales que tengan decks puedan asimismo disponer de sillas y mesas en las veredas.

El pago de derechos de ocupación de espacio público por parte de los titulares es un tema que divide aguas hacia el interior. El secretario de Gobierno, Santiago Bonifatti, había adelantado durante la presentación del Presupuesto 2021 que la intención era terminar la faceta de gratuidad del sistema, una medida tomada en el marco de la pandemia donde los ingresos del sector se habían reducido drásticamente. Esa postura es enfrentada por, entre otros, el concejal Fernando Muro, extitular de Desarrollo Productivo. El primer grupo parece haberse impuesto, dado que la nueva normativa establece que los titulares estarán sujetos al pago de tributos que correspondan conforme las previsiones de las ordenanzas fiscal e impositiva vigente”.

Precisamente, el área a cargo de Bonifatti tendrá un rol central ya que será la autoridad de aplicación del programa Comemos Afuera, en tanto que Desarrollo Productivo será quien recepte las solitudes de parte de los interesados. Finalmente, el Emvial tendrá a su cargo emitir un informe técnico luego de una inspección presencial en el lugar donde se prevé instalar el deck. La Comisión Asesora y de Revisión, por su lado, también tendrá a su cargo emitir un informe sobre la oportunidad y conveniencia de la instalación de decks solicitados, como también el dictado de las normas complementarias que resulten necesarias.

Finalmente, el proyecto establece que aquellos locales que actualmente cuenten con decks tendrán un periodo de gracia de seis meses para adecuarse a la normativa, una vez que la ordenanza sea promulgada por el intendente Guillermo Montenegro.