Mar del Plata marcó la temperatura más alta en su historia 42,4°

Mar del Plata tuvo este viernes a la tarde el momento de más calor en su historia desde que se tienen registros: a las 16.10 de hoy el termómetro marcó 42°4 grados, según información del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), y de esta manera la ciudad superó la marca récord de 41°6 grados registrados por el organismo oficial el 28 de enero de 1957.

En el marco de una jornada agobiante, pasadas las 15 en Mar del Plata, el SMN había confirmado 41°1 grados y una hora después la ciudad tuvo 41°9 grados. Para ese momento ya se trataba de la marca térmica más alta de los últimos 64 años, de acuerdo a los registros históricos del organismo.

Pero la temperatura continuó en ascenso y a las 16.10 se dio la máxima de 42°4 grados en la ciudad. “Es el récord absoluto de valor extremo de temperatura. La más alta de la historia de Mar del Plata“, indicaron desde el SMN.

El escaso aire refrescante que mitigaba calor se transformó en una masa de aire caliente que literalmente quemaba al estar al aire libre. Así, los 45 kilómetros de playa se vieron colmados de marplatenses y turistas, en un viernes donde el mar fue el refugio ideal para refrescarse ante las altas temperaturas.

Los vendedores ambulantes y los “chiringos” que ofrecen licuados, agua y bebidas refrescantes fueron los beneficiados de la jornada, ya que quienes disfrutaban el día en el sector de arena no dejaron de consumir sus productos. Y, como es habitual, decenas de sombrillas multicolores dibujaban la típica postal marplatense de cada temporada de verano.

Como en gran parte del país, Mar del Plata continúa en alerta de nivel amarillo por “temperaturas extremas”. El fenómeno, que en la escala tiene los niveles superiores de naranja y rojo, plantea la existencia de un posible “efecto leve a moderado en la salud” y repara en que las altas temperaturas “pueden ser peligrosas, sobre todo para los grupos de riesgo, como bebés y niños pequeños, mayores de 65 años y personas con enfermedades crónicas”.

Frente a estas elevadas temperaturas, resulta fundamental hidratarse. Los especialistas remarcan que no hay que esperar a tener sensación de sed para beber y recomiendan tomar principalmente agua, como así también aumentar el consumo de frutas y verduras, que contribuyen a hidratar el organismo.

En Mar del Plata, el calor cederá apenas unos puntos durante el fin de semana, pero para este sábado se pronosticó una máxima de 31 grados, con fuerte probabilidad de tormentas aisladas para los últimas horas de la jornada. Las precipitaciones se mantendrían a lo largo del domingo, para cuando se espera una máxima de 29 grados.

El lunes, en tanto, habrá un brusco descenso de temperatura. Según los datos del Servicio Meteorológico Nacional, la máxima sería de 18 grados.