Zelensky pidió ayuda urgente y advirtió de un posible desastre nuclear

En la madrugada de este viernes, la atención se centró en la planta nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa, donde un incendio desató todas las alarmas.

El ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dimitro Kuleba, denunció que las fuerzas rusas estaban «disparando desde todos lados» contra la instalación.

«¡Los rusos deben detener el ataque DE INMEDIATO, permitir que pasen los bomberos, establecer una zona de seguridad!», escribió el ministro en Twitter.

Incendio en la planta nuclear de Zaporiyia

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habló con su homólogo ucraniano para hablar sobre el riesgo que supone el incendio en Zaporiyia.

Zelensky pidió ayuda urgente y advirtió de un posible desastre nuclear.

«¡Europeos, por favor despierten!», exclamó desde Kiev.

Tras la preocupación inicial, las autoridades de la planta nuclear dijeron que la instalación está a salvo y que «la seguridad nuclear está ahora garantizada».

El Organismo Internacional de la Energía Atómica valoró que los equipos esenciales de la planta nuclear están en funcionamiento y que la radiación se mantiene en niveles normales.

Laura Rockwood, la directora de la organización Open Nuclear Network, le dijo previamente al canal Radio 4 de la BBC que la guerra puede tener un impacto en la red eléctrica de Ucrania, que depende de la energía nuclear.

La experta dijo que la actividad militar cerca de una planta supone dos peligros directos para las instalaciones nucleares: un posible daño a la infraestructura y daño para su personal, o un perjuicio mucho más serio que afecte la capacidad operativa de una planta que podría causar un colapso.

Bajas en ambos bandos

Las ciudades de Járkiv, Chernihiv y Mariúpol permanecen bajo control ucraniano, de acuerdo al Ministerio de Defensa de Ucrania, a pesar de sufrir intensos asedios en los últimos días.

El Ministerio de Defensa ruso admitió la muerte de 498 de sus soldados hasta el miércoles. Mientras, la Presidencia de Ucrania informó de 9.000 víctimas en el lado ruso, sin especificar cuántos son los heridos y cuántos los muertos.

Edificio residencial destruido por los bombardeos en la localidad de Irpin, en la región de Kiev.
Pie de foto,Los bombardeos han afectado edificios residenciales como este en la localidad de Irpin, en la región de Kiev.

Varias estimaciones anunciadas desde el lado ucraniano cuantifican miles de militares entre muertos y heridos, con al menos 2.000 civiles fallecidos, aunque los números no han sido verificados de forma independiente.(Por: BBC Mundo)

Entradas relacionadas