Entró a robar a una casa, y ahorcó al dueño con un cable

Ocurrió en la localidad de Santa Rita, Boulogne. El hombre intentó defenderse del robo. El agresor fue detenido.

Este domingo, un ladrón entró a una casa a robar, se encontró con el dueño, lo ahorcó con un cable y tiró su cadáver a la pileta. Ocurrió en el barrio Santa Rita, en San Isidro. La víctima se llamaba Federico Saenz y tenía 41 años.

Por el asesinato fue detenido Mauricio Fernández, un hombre de 30 años. Fernández habría entrado aprovechando que el portón de la vivienda, ubicada en Aguado y Capitán Juan de San Martín, estaba abierto porque los dueños de casa estaban lavando el auto en la vereda.

Cuando el matrimonio notó la presencia del atacante, la mujer pudo huir y buscar ayuda. Saenz, en cambio, fue maniatado en el jardín. Sin embargo, logró desatarse, entró de nuevo a la casa y atacó al ladrón. En este punto, el delincuente tomó un cable, lo ahorcó y lo arrojó a la pileta.

Minutos después, la policía entró a la casa y se encontró con la espantosa escena. Allí, detuvo a Fernández y constató que actuaba solo. Más tarde, con las cámaras de seguridad de la zona, pudo reconstruirse que el ladrón bajó corriendo de la colectora de la Panamericana y se metió en la casa cuando vio la puerta abierta. Tenía antecedentes por lesiones.

Fernández quedó detenido en la Comisaría San Isidro 1ra y la investigación la está llevando a cabo la fiscal Paula Hertrig.